A todos o al menos a la gran mayoría nos encantaría disponer de un jardín lleno de flores y plantas en el que poder disfrutar de nuestros momentos libres o de ocio.
Tanto un gran jardín como una pequeña terraza o patio nos podrían ofrecer esos momentos de disfrute rodeados de plantas. Pero lo cierto es que en muchas ocasiones hay dos circunstancias fundamentales que lo impiden:
– El espacio. Porque lo cierto es que no todo el mundo dispone del espacio suficiente.
– El tiempo. Y es que al final, cuidar de un jardín o mantener una terraza con muchas plantas conlleva una gran inversión de tiempo.

Pero bajo ningún concepto debemos vernos obligados a renunciar a las flores. Siempre podremos optar por espacios y decoraciones algo más minimalistas que se adapten a nuestras necesidades.

Por todos es sabido que la utilización de flores es muy habitual en la decoración de interiores. De hecho, las ventajas que nos ofrecen las flores, no son pocas. A través de su belleza y colorido son capaces de transmitirnos una vitalidad enorme, son un elemento perfecto para decorar cualquier espacio, nos darán muchísimo juego a la hora de combinarlas con el resto de la decoración y además perfuman de forma natural el hogar.

Hoy queremos animarte a decorar con flores. Es por eso que te traemos algunas ideas muy sencillas que te permitirán instalar un “pequeño jardín” en cualquier rincón de tu hogar:

Fíjate qué idea tan original y sobre todo sencilla. Para llevarla a cabo sólo tienes que convertir tu habitual regadera en florero.
Desde luego, si decides colocar tus flores en una regadera se convertirán en las protagonistas absolutas.

Flores en una regadera

Si te gusta el estilo vintage, aquí tienes una idea estupenda para conseguirlo con flores.

Flores al estilo vintage

Las flores son un elemento capaz de decorar prácticamente todo. Este es el mejor ejemplo: con unas simples flores sobre la servilleta, la decoración de tu mesa cobrará un encanto muy especial y una elegancia difícil de conseguir.

Flores en la servilleta

Y si estás dispuesta a llegar más allá, ten en cuenta que las flores son perfectas incluso para decorar cualquier plato.

Puedes también jugar con los colores, texturas y recipientes.

Flores, recipientes y texturas

Estas son sólo algunas ideas, deja volar tu imaginación y seguro que se te ocurren muchas más ideas originales.