El rojo y el blanco son dos colores que contrastan pero por tradición son colores que se fusionan espléndidamente. En la antiguedad el rojo era uno de los colores más socorridos en la decoración, porque en algunas culturas el rojo significa la felicidad, la fortuna y la paz. Así es con los colores, tienen significados de los más variados. Pero con el tiempo y en Occidente, se consideraba el rojo, un color apasionado y atractivo pero poco ideal para el dormitorio.

Hoy te presentamos una idea estupenda para decorar el dormitorio, aprovechando el color rojo y el blanco.  Y aunque es posible, que nunca hayas pensando en el rojo como el color total del entorno, ante esta estupenda idea de decoración, no puedes menos que estar de acuerdo en que el rojo es un color fabuloso para decorar paredes y mobiliario y que aprovechando sus variados tonos podemos armar un acogedor dormitorio con mucha elegancia también.

Apenas el marco de la ventana y la cama son blancos, lo demás hasta la alfombra se torna una exhibición  de las cualidades del rojo, como color ideal para decorar un dormitorio. Pero el secreto está en recurrir en agradables tonalidades del rojo, y algunos toques de color como el azul eléctrico o el negro para equilibrar la atmósfera apasionada de este bello dormitorio en rojo.

decoración rojo y blanco

Me encanta todo el conjunto, el detalle de la pared, que nos deja entrever que se han usado dos tonos, las almohadas y la sábana en blanco ponen un toque en este caso, coqueto en una habitación enteramente roja. Así que no te pienses más, si has anhelado utilizar el rojo para decorar. Bien aprovechado como en este dormitorio resulta práctico y elegante muy lejos de la percepción de antaño que le confería un tanto de vulgaridad recurrir al rojo por ser el color muy utilizados en los burdeles parisinos. Este dormitorio es todo clase, nada que ver con el rojo mal utilizado.