Parte de la decoración de cocina es hacer que sea funcional. No podemos a diferencia de otros ambientes del hogar, optar por una decoración que ya luego haga difícil o imposible cocinar con comodidad y seguridad y en la cocina lo que prima es ahorrar espacio y tiempo. Y eso se logra integrando los elementos indispensables en la cocina a la decoración de la misma.

Uno de los elementos que usualmente nos causan mayor problema en la cocina, son las ollas, cazos, sartenes y demás enseres de este tipo. Resulta a veces complicado mantenerlos entre los estantes y no son tan fáciles de guardar en otro lugar. Y tampoco podemos prescindir de ellos, porque debemos usarlos regularmente. Así que la mejor manera es aprovechar racks o dispensadores aéreos para mantener la  decoración de la cocina, ordenada y atractiva, aprovechando como hemos dicho antes, el espacio aéreo para convertirlo en un aliado de la decoración.

Por práctico suelen colocarse sobre el lavaplatos, la mesa de la cocina o cercanos a la ventana, y nunca sobre la estufa, porque esto es un riesgo de que puedan arruinarse, recalentarse y provocar un incendio, además que nos veríamos con la grasa y el humo que obligarían a limpiar constantemente, con el agregado que, los olores de los alimentos saturarían el ambiente. Por ello las áreas alejadas de la estufa son lo mejor.

Hay que disponer los mismos de una manera que contribuya a la decoración de la cocina, que aprovechando como hemos dicho antes, el espacio y que debemos destinarlas a un lugar, colocaremos en lo alto, esto surte aún más atractivo por cuanto si tienes coquetas baterías de cocina, puedes con ellas hacer más acogedor el espacio y si hay niños en casa, no te verás con el problema de que en sus juegos desorden la cocina con las cacerolas.