Si tenemos que hacer un regalo pero no podemos tirar del bolsillo, regalar algo sencillo y decorarlo después puede ser una  gran solución. Un buen regalo adornado de manera artesanal puede ayudarnos.

macetas

En este caso compraremos una sencilla maceta, la cual adornaremos de manera sencilla y con elementos asequibles.

Los materiales necesarios serán.

–          Cartulina

–          Marcadores de colores

–          Hilo rústico

–          Cuentas de colores

–          Tijeras

–          Maceta

–          Pegamento

El primer paso es medir el contorno de la maceta y la altura de la misma. Con estas medidas cortaremos un rectángulo de cartulina.

En la zona superior dibujaremos, en este caso, unas sencillas ondas marinas y recortaremos; podemos realizar el dibujo que más nos guste.

La cartulina la pegaremos alrededor de la maceta; pero antes de hacerlo podemos escribir algunas dedicatorias para la persona que vamos a obsequiar, o hacer algún sencillo dibujo… lo que más nos guste.

Por último cortaremos un largo trozo de hilo rústico y a este ataremos una cuenta en cada extremo – o unos pequeños corazones- Luego lo ataremos a la maceta, bordeándola y haciendo un lazo o moño al final de la   misma.