Buscando imágenes e ideas que me inspiren llegué, no sé muy bien cómo, hasta esta imagen. Inmediatamente se “encendió la luz” y llegó la inspiración.

corazón en la pared

¿Cómo no inspirarse con detalles tan especiales y encantadores?.

Lo cierto es que en muchas ocasiones las dejamos las paredes en el olvido o nos empeñamos en colocar elementos que se suponen adecuados para la pared. Sin embargo, muchas veces lo más simple es capaz de dotar del atractivo que le faltaba a esa desangelada pared, imprimiendo personalidad, originalidad y delicadeza.

Este es sin duda el mejor ejemplo podría ilustrar lo que digo.  Absolutamente todo el peso visual de este espacio, si te fijas, recae sobre el corazón.
Se trata de un simple corazón de color gris pintado en la pared. A pesar de su sencillez, este original detalle prácticamente se ha convertido en el protagonista absoluto del espacio.

Yo te aconsejo que dejes volar la imaginación y apuestes por tu propia creatividad, te dará muy buenos resultados, sin duda.

En el caso que te muestro se trata de un gran corazón muy romántico. Sin embargo, ten en cuenta que el patrón utilizado puede ser cualquiera y por supuesto, las dimensiones, también. Sólo tienes que adaptar el diseño, el tamaño y los colores a tu decoración.
¿Se te ocurre un mejor detalle para llenar esta habitación como lo hace el corazón pintado en la pared?.

¿A qué esperas?… a crear se ha dicho.