Slow Chair es un diseño para la firma Vitra que realizaron Ronan y Erwan Bouroullec hace un año. Su diseño y elegancia son exquisito, pero una característica que lo diferencia del resto de sillas es su ligereza, resultado de los materiales que la componen.

Está creado con una estructura metálica y un tejido de punto de gran resistencia que se ajusta con firmeza a ella. El resultado de este tapizado es una semi-transparencia que se combina con un mullido cojín en la parte del asiento. También se puede agregar uno más en la espalda y completar con un reposa pies.

En el cuarto de estar o en el jardín, la Slow Chair se presenta agradablemente elegante, en cuatro colores diferentes, pero sin comprometer un alto nivel de confort.

Más información: Vitra

Vía: Espacio Hogar