Como comentamos, en el artículo anterior, son muchas las formas en las que podemos implementar la naturaleza en nuestra decoración. Para aquellos que gusteis de un ambiente armonizado con plantas y flores, hoy en Decoración 2.0 os dejamos algunas sugerencias para decorar con ellas.


Si te encanta el blanco, este puede ser el protagonista si jugamos con una buena combinación dentro de la estancia.

Debemos tener en cuenta los textiles como cortinas, cojines y alfombras que tengamos… igualmente también compondremos con el mobiliario que tengamos en casa.

Unas flores blancas destacaran en si jugamos con tonos suaves como el rosa, un salmón o el amarillo; incluyendo las hojas de enredadera predominará ante los demás.

Las calas son flores perfectas que nos brindan armonía y equilibrio en nuestro hogar. De esta forma si buscamos un bonito jarrón de cristal, podremos ponerlas en el rincón que más nos guste de la vivienda.

Igualmente un ramo de rosas en tonos suaves y de tallo largo con hojas acaparará las miradas de todas nuestras visitas.

Para decorar una pared con flores, Unión Florista nos obsequia con dos grandes sugerncias. Predominan los tallos largos, colocados de forma vertical. De esta forma podremos adornar cualquier pared con tres orquídeas en color rosa y dos ramos más pequeños, de las flores que nos gusten. Los colocaremos, con sus soportes correspondientes, en las paredes y rincones que tengamos vacios.


Intentaremos que la disposición de las flores, hojas y tallos queden  de forma simétrica, de esta manera aportaran un toque sofisticado y lleno de color.

Si tienes una casa luminosa, las flores blancas, rosadas o moradas serán las ideales para tu hogar. Por ejemplo una hermosa composición en rosa del cymbidium , ramas de sauce y Eucaliptusspring, serán la combinación perfecta. Si quieres dar un toque persona y te gusta la lavanda, también puedes incluirla dentro de esta decoración.


Por último, comentaros que una mesa de superficie amplia quedará mucho mejor si le agregamos un estupendo centro de mesa. Debe ser el adecuado, de esta forma conseguiremos un ambiente natural y elegante.

Para ello nos regiremos en función de los muebles y los textiles que tengamos en nuestra estancia, deben ser acorde al resto. También contaremos con la pintura de las peredes, tapicerías y, claro, nuestro gusto particular.