iluminación para cocinas

La iluminación es un aspecto importantísimo en la decoración en general. Sin embargo, la iluminación en la cocina es sumamente importante….

La importancia de la iluminación en la cocina radica, por un lado, en que se trata de un espacio de trabajo en el que desarrollamos una actividad concreta que requiere una buena visual y, por otro lado, que se trata de un espacio que suele precisar de diferentes zonas que necesitan diferentes tipos de iluminación.

Probablemente la luz más importante sea la que ilumina la zona de trabajo que normalmente es la encimera.
En zonas de trabajo, generalmente se emplean luces frías, ya que éstas ofrecen una mejor visual y resultan mucho más cómodas a la hora de trabajar y para la vista.
Si se desea, a parte de la luz general que se encarga de dotar de luz a la zona de trabajo, que hemos dicho que la mejor opción son luces frías, se puede también decorar la zona con otro tipo de luminarias: bajo los muebles, en el suelo, etc.

Si la cocina cuenta con una zona de comedor, las luces colgantes son una opción ideal, ya que se rigen a iluminar únicamente esta zona y normalmente aportan una luz más cálida e íntima. Incluso, a esta iluminación se le puede incluir un regulador de intensidad de la luz, así, podremos crear ambientes más o menos íntimos dependiendo del momento.

Para lograr una  decoración atractiva, moderna y muy ‘chic‘ se puede apostar por una lámpara de araña. A pesar de que la mayoría este tipo de lámpara la olocaría en un salón, en una cocina se convierte en el complemento ideal, ya que romperá la monotonía y además aportará elegancia y un ‘toque’ muy vanguardista.
Otra forma muy decorativa de iluminar es hacerlo colocando luces en muebles con puertas de cristal o, colocando luminarias en estantes o repisas que se deseen resaltar o tengan algún adorno.