Trabajar desde casa no es tarea fácil y menos cuando tienes familia o niños que te hacen compañía cada día. Por supuesto es algo que aunque es duro porque el ritmo de trabajo y las horas son diferentes a las habituales es cierto que es muy gratificante puesto que te puedes mover las horas del trabajo como mejor convenga pero siempre pensando en que sólo hay 24 horas… Pero en este artículo no quiero hablaros sobre los pros y contras de trabajar en casa sino más bien de un aspecto fundamental que se debe tener en cuenta: ¿Dónde colocar la oficina en casa?

Y es que trabajar donde hay elementos que distraen no es para nada aconsejable porque se debe encontrar el lugar idóneo con las condiciones necesarias para poder desempeñar adecuadamente la función laboral, sin que te agobies y siempre plasmando tu estilo personal. En este artículo quiero darte algunas ideas sobre todo cuando no tienes espacio en casa para tener tu propio despacho u oficina.

oficina salon1

La mesa de tu comedor puede ser una buena opción siempre y cuando puedas disponer de tranquilidad en esa estancia. Sólo tendrás que cambiar los elementos decorativos de la mesa del comedor por los accesorios de trabajo y empezar a trabajar con el mayor confort posible y pensando en hacer las cosas lo mejor posible. Si en algún momento la casa se llena de gente puedes tener una mesa y una silla plegable como segunda opción y colocarla en algún rincón de la casa que tengas tranquilidad.

Otra opción que también puede ser acertada es colocar tu oficina en un lugar de paso de la casa donde de normal sea un espacio inutilizado como un descansillo debajo de la escalera donde llegue buena luz natural. Con unas baldas y una silla ergonómica sería más que suficiente. ¿Qué te parecen estas ideas?

Fotografía: llorentearquitecturainterior.com