Dorota es un sillón reclinable y giratorio (o como solemos decir: un sillón relax) que se sale un poco de los diseños tradicionales, aplicando colores atrevidos y una línea moderna. Al contrario que los modelos que hemos visto hasta ahora, en vez de tener una estructura exterior cuadrada es circular, un círculo que se rompe cuando el respaldo se empuja hacia atrás. El efecto me recuerda a una de esas pelotas formadas por piezas rígidas que se montan y desmontan.

Se puede elegir entre 17 opciones diferentes de colores y estampados y su precio es de 990 libras (unos 1130 euros).

Vía: Furniture Fashion