Parece muy difícil decorar una simple pared con unas baldas para conseguir un resultado elegante y con diseño.

La balda es un ingrediente fundamental en el conjunto de la decoración de interiores, pero al final no es más que un elemento horizontal fijado a la pared. A veces se puede jugar con su grosor y con los colores, y otras veces con los materiales. Sin embargo, el resultado final siempre es el mismo: una simple línea horizontal. El elemento portante se queda en segundo plano en relación a lo portado: libros, revistas, plantas, etc.

ALS Design es una empresa americana que fabrica muebles de madera y consiguió, con un diseño muy simple, realizar una serie de baldas elegantes y muy diferentes.

Fabricadas en madera, con un revestimiento exterior en bambú, estas simples superficies se modifican, salen de las paredes y se transforman en volúmenes puros y netos.

Saliendo de los esquemas comunes se logra así que simples baldas se conviertan en elementos de decoración dinámicos, originales y elegantes.

Colaboración: Dmaspv