Esta mañana estaba mareada y me dolía la cabeza: anoche dormí poco y probé muchos de los usos que se les da al los vasos de un bar bien dotado, como el de mi casa. Lo peor del día fue el comienzo, verme la cara en el espejo, las ojeras, la sensación de sequía interna, el palpitar en la cabeza y todas las horas por delante no me dio mayor ánimo. En contra de las expectativas superé el día completo sin que se hiciera evidente mi crisis de abstinencia alcohólica. Incluso tuve que practicar escapismo.

No es muy usual pero algunas veces, casi siempre un jueves, salimos de la oficina directo  un bar con karaoke. Las canciones de la máquina nos son a todos muy familiares. Ha sido tan beneficioso como que descubrimos el verdadero talento del director. Nos hemos divertido mucho juntos, debe ser porque tenemos un buen ambiente en la oficina, pero hoy era imposible que resistiera poco más que caída la noche. Me puse mala y salí de allí con prisa.

Si en la oficina tuvieran una cama armable como la BIG COT de la manufacturera SLUMBERJACK no habría tenido ese problema y no me habría perdido lo que seguramente es una gran fiesta. La cama pesa 11 kilos, mide 32 x 82 x 19 pulgadas y soporta un aproximado de 350 lbs. Está fabricada en aluminio y poliestireno. Mayor información el la página Web www.slumberjack.com