Siempre me ha fascinado el símbolo de Infinito (∞) quizá porque cuando lo utilizábamos en clase de Matemáticas no lo conseguía entender muy bien y siempre me acababa haciendo un lío. Los números no son lo mío, lo debo reconocer.

Sin embargo al verlo aplicado en esta biblioteca la fascinación es diferente, es admiración hacia un diseño ocurrente y no auténtica ignorancia ante un símbolo que no me decía nada. Es obra del artista alemán Job Koelewijn y con ella trata de representar el poder infinito de los libros, el aprendizaje y el conocimiento. Definitivamente, me siento mejor entre las letras.

Referencia: Neatorama.com
Vía: Alt1040