Los seguidores y entusiastas del Feng Shuicreen firmemente que la organización y decoración de su casa u hogares influye de forma directa en su estado de ánimo e incluso en las energías que son capaces de atraer hacia sí mismos y hacia su vida.

Las habitaciones infantiles no son una excepción a la creencia anterior. El Feng Shui es utilizado, también en habitaciones infantiles, con el objetivo de incitar a la relajación, fomentar el equilibrio y atraer buenas energías y vibraciones.

habitación infantil

Para lograr el equilibrio deseado el primer paso es echar un vistazo general a todo lo que rodea al niño cuando se encuentra en su habitación y luego valorar la vida del niño. Un ejemplo: si el niño tiene problemas de concentración o si es demasiado inquieto, lo ideal sería introducir en su habitación una decoración que incite muy suave, que invite a la relajación y que potencie la concentración. Para ello se utilizará colores suaves, tejidos también suaves y delicados, una iluminación adecuada, ambientaremos el espacio con sonidos relajantes, etc.

A continuación enumeraré algunos aspectos básicos y generales que permiten lograr el equilibrio y aportar seguridad al niño:

  1. Colocar el cabecero de la cama contra la pared hará que el niño se sienta mucho más seguro.
  2. Otro aspecto que aporta seguridad a los niños es la iluminación. Por este motivo es aconsejable que el niño pueda, al entrar a su habitación, encender con facilidad la luz y también que pueda encenderla y apagarla fácilmente desde su cama.
  3. Mantener de forma constante el orden en la habitación del niño evitará alteraciones en su estado de ánimo.
  4. Evita los colores excesivamente intensos y brillantes, la habitación es principalmente una zona de descanso y, este tipo de colores no favorecen el sueño ni el descanso.