Elegir el piso para la cocina no es tan fácil como puede creerse. Tal vez estamos ante a una habitación con poca iluminación y demos darle luz y aportarle brillo a través del piso, o a lo mejor estamos frente a una sala un poco húmeda y debemos considerar un piso antideslizante, todos estos factores deben ser tenidos en cuenta antes de elegir y colocar un nuevo piso.
Por supuesto que la onda del lugar, el estilo de decoración en general, el color de los muebles y por sobre todo el trafico y la resistencia del piso deben ser tenidos en cuenta sin lugar a olvidos.

Tenga en cuenta que el trafico de mucha gente y la disposición no solo de la cocina para cocinar, sino que también de una especie de comedor es muy importante, ante esto debe colocar un piso firme, resistente y con mucha durabilidad, ya sea para soportar el peso de muchas personas al mismo tiempo como también la posibilidad de caídas de líquidos que manchen y sufran las superficies. Le recomendamos que tenga en cuenta el piso de goma o similares como el vinilo y linóleo.

Un detalle no menos importante es a humedad de esa habitación. Existen muchos pisos hechos especialmente para aislar la humedad. Le recomendamos que no piense en madera porque puede estropearse a no ser que estén antes protegidas con alguna capa sellante. Lo ideal igual son las baldosas de cerámica, sencillamente porque no se desgastan con la intensidad de los lavados ni con los productos de alto nivel desinfectante que necesita una cocina, pero además se secan con extremada rapidez.