Las cortinas de cocina se han convertido en un elemento decorativo más que funcional. Las ventajas que antes aportaban las cortinas ahora pueden ser remplazados por el estilo y calidad de la ventana y sus vidrios por lo que las cortinas han dejado un poco de lado la función antigua ya aburrida de protección de agresiones externas, ya sea ario, calor, luz solar y demás.

La cocina es mas propensa a la colocación de cortinas y no de cortinados, la diferencia entre estos radica en que las ultimas llegan hasta el piso, pero no es el ambiente ideal para esto.

En la cocina la mejor idea es elegir un tipo de cortinas informales, nada de cortinados con raras posiciones de recogido como la alta, baja y zigzag, sino que buscaremos la informalidad a través de cortinas de una o dos capas, con una sostension de ganchos y riel para que corran cuando se tira de sus extremos inferiores y no mucha complicación más.

La idea de las cortinas en la cocina no es que se encuentren alineadas y estructuras para bloquear la entrada de luz solar, sino que se encuentren sin parámetros estructurados y permitan la propagación de los rayos pero sin perder una de las funciones de protección de la incidencia del sol sobre muebles y demás.

Tienes cientos de telas de diferentes texturas, tramas, colores y estilos para hacer las cortinas de tu cocina, lo importante s que te informes y elijas aquella que mejor combinen con el resto y que mejor provecho puedas sacarle.

Compartir