El cuarto de baño de un hogar es una de las partes más íntimas de la casa puesto que es el lugar donde pasamos el tiempo para asearnos, para hacer nuestras necesidades y en definitiva para sentirnos limpios y bien con nosotros mismos. Si quieres que en tu casa haya una ducha en lugar de una bañera deberás tener en cuenta algunos criterios importantes para no arrepentirte después de tomar la decisión.

Una ducha es adecuada para un cuarto de baño donde se deba ahorrar espacio por lo que en las decoraciones minimalistas iría muy bien, además que este estilo es ideal por la paz que transmite gracias a las líneas sencillas que le caracterizan. Pero antes de nada debes valorar qué aspectos quieres que tenga tu ducha y cuáles son las necesidades que quieres que satisfaga, según esto será una ducha más o menos sofisticada.

ducha sauna

Por ejemplo la forma de la ducha es importante que lo tengas en cuenta ya que pueden ser de diferentes tamaños y formas. El tamaño dependerá del espacio del que dispongas y la forma según tus gustos ya que puedes encontrar las más habituales que son la cuadrada, la rectangular o la circular. Por supuesto la mampara de la ducha o la cortina tendrá que ir acorde con la forma del plato de la ducha.

Además el material del plato también resulta muy importante que lo tengas en consideración porque te aconsejo que te bases en poner un material que evite cualquier tipo de resbalón y así que no existan accidentes indeseados.

Si quieres que tu ducha también sea un rincón de relax puedes optar por añadir un panel de hidromasaje para que conviertas tu ducha en una cabina de hidromasaje ¿qué te parece la idea? Incluso si lo quieres más sofisticado también existen modelos de ducha con sauna…aunque eso sí el precio se dispara.

Fotografía: venta-unica.com