Un artículo más en el que hablaremos acerca de la importancia y la forma de tener tu cocina muy limpia. Eliminar las bacterias de la superficie de tu cocina es una tarea que no te requerirá de mucho tiempo ni de mucho esfuerzo y permitirá cuidar la salud de toda tu familia.

Si bien deberás mantener limpia la superficie destinada a la preparación de los alimentos también se tiene que limpiar los electrodomésticos. La limpieza de estos artefactos deberá realizarse con agua tibia y dos cucharadas de bicarbonato. Piensa que el uso de algunos productos pueden generar daño ya que sus componentes pueden ser demasiado abrasivos.

Eliminar las bacterias
Fuente: Daniel Julla Lundgreen

Si tu nevera no cuenta con la tecnología que le impide formar hielo en las paredes (tecnología ‘no frost’) deberás tomarte la molestia de descongelarla periódicamente, al menos dos veces al año. Así eliminarás el hielo de las paredes y limpiarás muy bien, dejando secar antes de volverla a usar. Para limpiar la nevera por dentro se deberá desenchufarla. Algunas persona aceleran el proceso mediante un secador de pelo, también podrás ayudarte con una espátula (siempre de madera). Ten cuidado de no rayar ni dañar la superficie.

Cuando ya le hayas quitado todo el hielo y la hayas limpiado deja la puerta abierta al menos una hora para que se ventile muy bien. Esta es la mejor manera de asegurarnos que eliminaremos todos los microorganismo que resisten el frío. Entre las bacterias más resistentes encontramos a la Listeria monocytogenes (que provoca la Listeriosis, una enfermedad muy grave) y la Yersinia enterocolítica.

Combatir los malos olores de la nevera

Existe una manera práctica y fácil para evitar la aparición de los malos olores en la nevera, para ello deberás colocar medio limón pinchado con un clavo pinchado o un pequeño recipiente con bicarbonato de sodio. En el congelador se pueden eliminar los malos olores colocando un recipiente con vinagre por algunos minutos.