papel3

A la hora de empapelar una pared, nos encontramos con áreas que presentan una mayor complicación y dificultad.  Estas áreas especialmente complicadas son las puertas y ventanas.  El método de empapelamiento a utilizar en estos casos dependerá de las dimensiones y del tamaño de estos elementos.

Clima húmedo

Si el clima es húmedo, los recesos de las ventanas pueden quedar afectados por la condensación.  Una forma de evitar que el papel pintado se levante es aplicar una capa de silicona transparente a la junto del marco-papel para darle firmeza.

Traslapado

Alrededor de las ventanas los traslapados resultan inevitables.  Es aconsejable colocar juntas de madera que quedaran ocultas por las cortinas.

Mejor prevenir

Al empapelar la sección de pared situada sobre una puerta, deberemos tener siempre la previsión de bloquearla y de esta forma estaremos previniendo que se pueda producir un accidente evitando que alguién la abra mientras estamos realizando el trabajo.

Empapelado de arcos

En los arcos son inevitables los traslapados debido a que el papel no se puede estirar en diferentes direcciones alrededor de la esquina.  Uno de los trucos más recomendables a la hora de proceder al empapelado de un arco es el de practicar pequeños cortes en ángulo recto en el papel pintado.  De esta forma nos resultará mucho más sencillo conseguir su adaptación al arco.

Cuando se está uniendo dos estancias con distintos papeles pintados, se debe recurrir al papel que tengo los motivos más pequeños para el arco de separación, ya que de esta forma estamos minimizando el efecto que produce el cambio de diseño.

Otro truco a realizar también es el de dejar los arcos sin empapelar, empapelando solo hasta el borde del arco y procediendo después a pintar el plano interior del arco del mismo color que el techo de la sala adyacente.