cocinaconisla

Hay formas de reformar nuestra cocina, bien modificando la distribucion o bien añadiendo nuevos elementos, que pueden aportar a estas estancias una mayor amplitud y comodidad al tiempo que les aportamos una mayor originalidad.

Puertas correderas de cristal

Las puertas correderas de cristal son unos elementos muy adecuados para aquellas cocinas que no tienen ventanas, ya que tienen la capacidad de eliminar la sensación de claustrofobia que a veces pueden transmitir.  Consiste en sustituir el tabique y la puerta por hojas correderas acristaladas.  Estas hojar correderas de cristal tienen la característica de que permiten fluir la luz natural y se integran muy bien visualmente, sin dejar pasar humos ni olores.

Barra para desayunos o comidas rápidas

La colocación de una barra para desayunos o para comidas rápidas sirve también para delimitar o separar las zonas de cocción y de fregadero de la despensa.  Además de su funcionalidad dan un aire más desenfadado y moderno a la cocina.

Frentes paralelos para cocinas rectangulares

Si nuestra cocina es rectangular, su distribución con dos frentes paralelos nos dará una mayor comodidad y nos permitirá utilizar la cocina con mayor funcionalidad y practicidad.  Colocar, además, la zona de fregadero junto a la ventana producirá el efecto de contar con mayor luz natural.

Rojo y acero

Aunque pueda parecer demasiado atrevida, la combinación del color rojo en las paredes con el acero de los electrodomésticos consigue un contraste excelente en la cocina, dotándola de una mayor elegancia y sencillez.  El color rojo, además, aporta una gran vitalidad a la cocina.

Isla multifunción

Las cocinas con islas multifunción son cocinas cuya isla lleva incorporada una barra o mesa de comedor, además de la zona de cocinar.  En un espacio bien distribuido, las islas consiguen convertirse además en un espacio social en torno al cual gira toda la actividad de la cocina.