Dos preceptos rigen mi hogar: el primero es el compromiso con la causa ecologista y el segundo, hacer de la mascota un miembro más de la familia. Con respecto a lo primero, no escatimo inversión en tiempo ni en dinero –todo con un límite, por supuesto- en educar, practicar y promover las acciones preventivas y correctivas que tienen que ver con el buen uso de los recursos naturales. Con respecto a lo segundo, puedo asegurar que de parte de mis chicos, de mi esposo y mía, bruno, nuestro perro, recibe tanto cariño como cuando era un cachorrillo, y más.

Me lo tomo tan en serio que siempre estoy a la búsqueda de nuevos productos y consejos sobre la mejor y más eficiente forma de vivir sin alterar negativamente el ambiente y que, idealmente, puedan servir para mejorar la calida de vida de los miembros de mi familia, incluido el perro.

manta
Hace poco descubrí una atractiva y suave manta para las mascotas que está hecha en plástico ciento por ciento reciclado. Es tan cálida y confortable que puede ponerse en la cama del perro, en el sillón o en la silla del coche donde usualmente brinca y ladra el animalillo. La MANTA ECOAMIGA, creada por el diseñador HARRY BARKER, se encuentra en dos medidas, para perros pequeños y de gran tamaño, y en cinco colores clásicos: verde oliva, verde claro, azul, rojo y crema. En casa, hasta la manta del perro es ecológica, es cierto. Mayor información en la página Web www.harrybarker.com

  • Emilyfox

    Me encanta esta manta. ¡Qué a gusto que estaría yo ahí debajito!