Cuando nuestros niños comienzan la mágica aventura de su crecimiento, se hace necesario implementar dentro de la decoración, espacios que provoquen el gusto por el estudio y el desarrollo de las artes plásticas, materias fundamentales en el enriquecimiento de nuestros pequeños.

clip_image002

Enmarcados en la temática les acercamos una serie de escritorios para niños, que conforman espacios donde el aprendizaje y la recreación no caen en desmedro de la estética.

clip_image001

Pero cuales son los secretos de este tipo de mobiliario el cual aparenta ser un total desconocido para aquellos padres que comienzan en la aventura de educar a sus pequeños, sin duda la principal característica es que el mismo presente un atractivo para el niño de esta manera ayudáramos a que se disponga a efectuar las actividades.

clip_image001[4]

A su vez este mobiliario debe ser preferentemente funcional optimizando los espacios y desarrollando en el mismo actividades que posteriormente serán necesarias, en el mercado encontraremos un buen numero de escritorios funcionales los cuales pueden convertirse en otras piezas o bien ampliar sus dimensiones crecimiento de forma sostenida tal como lo hacen nuestros niños.

clip_image001[6]

Si bien la madera es el material mas elegido para confeccionar estos pequeños pupitres existen en plaza un sin numero de modelos conformados en aleaciones plásticas y a precios sumamente módicos, si usted cuenta con un niño bastante activo y que gusta de la pintura le recomendamos estos modelos por su fácil limpieza y sencilla asepsia.

clip_image002[4]

Recuerde que sin importar el modelo que seleccione es importante no fijar limites al pequeño en el desempeño de su arte, así este se ensucie o manche el mobiliario, es por ello que los modelos plásticos son los mas eficientes.

clip_image002[6]

Para concluir se puede destacar que la mejor alternativa es aquella que además de funcional y practica sea bonita y no desentone con la conformación actual de su dormitorio o playroom, esto no quiere decir que nuestros pequeños dispongan de un afinado sentido de la estética, pero sin duda la armonía del lugar es percibida constantemente como forma básica de la concepción humana.