Un recurso que desde el punto de vista comercial, es de gran ayuda al momento de exhibir este ambiente contemporáneo, generando un espacio muy atractivo para el visitante, es el de asignar a cada personaje una historia, es decir, los muebles, camas, decoraciones, etc.

Por ejemplo, un cuarto o diseño de habitación o dormitorio, destinado para sus ocupantes como niñas, no siempre por regla optativa se debe de ver infantil, es como una fantasía: Una puerta a la adolescencia; el vinil le da una ambientación general, como de otra dimensión; este tipo de decoración en muy bien vista, porque siempre se puede llegar a crear un solo ambiente en conjunto, sin mucha mezcla innecesaria de estilos mezclados.

El concepto que se debe llegar a interpretar con estos diseños, es el de concordar con diferentes etapas para que, si entra un matrimonio con niños pequeños o no tan pequeños, los colores pastel los pudieran enamorar; si tienen adolescentes, también, es por ello lo que se comentaba sobre que los cuartos para niños o niñas tampoco deben de reflejar un tanto algún estilo infantil, sino algo que se comparta.

Su propio Universo

Ejemplos más destacados de este tipo de estilo

Las bases: Vinil impactante en los muros principales bien pueden ser.

Cojines guatemaltecos, de gran impacto visual.

Conceptualización que puede llegar a evolucionar a medida que el usuario crece, haciendo énfasis en las posibles modificaciones que tal vez se le tengan que llegar a hacer al cuarto o habitación en cuestión al tiempo.

Mobiliario sencillo, de diseño limpio y funcional.

Originales combinaciones de colores en las paredes y en tapetes, que aporten mayor textura al cuarto.

Equilibrio entre los colores intensos y neutros que compongan la bonita decoración que se desee crear.