Que las niñas son unas presumidas es algo que toda mamá y papá saben de sobra, y que es importante que los niños tengan un espejo en su habitación porque es bueno para su autoestima y reconocimiento,también. Por eso nos ha encantado esta idea de la marca francesa Verbaudet.

Se trata de un espejo acrílico con marco de MDF lacado y con serigrafías en forma de muñeca que resulta tremendamente decorativo para las habitaciones infantiles. Mide 110cm de latura y casi 40cm de ancho, y además tiene un par de pincitas de madera en forma de flores ideales para colgar collares y pulseras.

Espejo niña

Un caprichito perfecto para las princesas de las casas, aunque los principes también tienen uno para ellos, con un diseño más “discreto“, pero igual de divertido.

espejo niño