Aquí en Decoración 2.0 nos encanta hablar sobre el estilo escandinavo, sobretodo para lugares con poco espacio, sitios que no tienen demasiados metros cuadrados. Este estilo aporta luminosidad y  gracias al color blanco como protagonista y la armonía que brinda… estos pequeños apartamentos, estudios o pisos parecen mucho más amplio.

Un diseño inteligente ayuda a aprovechar todo el espacio del que dispongamos. Esta vivienda, concretamente un apartamento, se encuentra situado en  Alvhem, su diseño práctico, bello y funcional no deja de lado un estilo con el más puro encanto.

En la superficie, de 51 metros cuadrados, vemos la disposición que ocupan el mobiliario. Entre las piezas encontramos una hermosa cuna de inspiración alegre, el regalo de una sensación de espacio se acrecenta desde la puerta de entrada.

Muy próximo  a la puerta de entrada de la vivienda, encontramos el núcleo del hogar. Los altos techos avivan la sensación de espacio y reporta luz gracias a las paredes pintadas en color blanco. El aire de paz que brinda la estancia, contribuye a forjar un ambiente socializador y de relax.

En la zona del salón podemos distinguir la cama, el sófa y una zona de lectura. Además encontramos un pequeño almacen para la ropa, todo esto hace que este apartamento de estilo escandinavo ofrezca el mayor confort dentro del poco espacio del que se dispone.

Las paredes y techos se han realizado en yeso y han sido pintadas de color blanco roto, así se refleja la luz del ventanal pareciendo que la estancia es más grande… además este color contrasta con el tono del suelo.

La cocina es bastante grande y deja espacio para un pequeño comedor y una zona de trabajo.  Como ves una decoración visualmente muy limpia, gracias a los tonos blancos… además los pequeños puntos de color, repartidos por el apartamento, hacen que este resalte de forma muy atractiva.