Las cortinas y los bisillos han decorado desde siempre nuestros hogares, pero en los últimos tiempos se están abriendo paso otras opciones como los estores y paneles.

Dan un aire más modernos al hogar, más fresco y versátil. Plegables, japoneses, venecianos, enrrollables, verticales… cualquier opción es válida siempre que escojamos el color o estampado acorde a nuestra decoración.

Su ventaja radica en la facilidad de su instalación y desistalación, de lavado e incluso de renovación, ya que sobre la misma estructura podemos cambiar la tela cuantas veces queramos. Su mantenimiento es muy sencillo y pueden instalarse en salones, comedores, cocinas o baños y en lugares en los que la colocación de una cortina es más complicada.

Suponen una nueva forma de ambientar una habitación que incluso puede aportar amplitud de espacio. Puedes adquirirlos por encargo pero si te das maña cosiendo puedes hacerlo tu misma ya que su confección es bastante sencilla.

Vía: Decoraestilo