Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo algunas ideas para decorar dormitorios infantiles al estilo Feng Shui.

Recuerda que el Feng Shui es una filosofía oriental y como tal debe cumplir ciertos criterios. Aplicada, esta filosofía, a la decoración.. se debe saber ciertas pautas a seguir.

Por ello os dejo un poco de información y algunos consejos para decorar el dormitorio de los más pequeños de la casa.

dormitorio

Si buscas tranquilidad y sosiego para la habitación de tu hijo, bebé o para el pequeño que está a punto de nacer.. os dejo algunas sugerencias.

Para aumentar el confort, la tranquilidad y armonía de la habitación de los niños  es mejor que el espacio, donde se encuentre su dormitorio, esté separado de otras estancias donde se haga ruido.

Si no puedes evitarlo, porque no dispongas de otro espacio.. siempre puedes utilizar aislantes o mobiliario que ayude a separar el ruido.

Si la habitación de juego, ocio y estudio.. se encuentra en el mismo espacio que la cama o la cuna.. lo suyo es buscar muebles con doble función y almacenaje para guardar todas las cosas..

Con ello conseguiremos más orden y además dar a la habitación una tranquilidad sin que estén al alcance de la vista de tus hijos.

Añadir fotografías familiares, en la pared o en alguna estantería reforzará esta filosofía. Es una muestra cotidiana del cariño de su familia. Esto reportará alegría y cariño, cuando estén en la habitación.

Algo muy importante es la orientación de ciertos muebles, como la cama o la cuna. Es importante, dentro del Feng Shui que el lugar donde duerma el pequeño debe estar orientado hacia algún punto cardinal en concreto.

Dependiendo del punto hacia donde mire, significará una cosa u otra. Por ejemplo si mira hacia el sur,  va a favorecer el desarrollo de la intuición y la capacidad de retención.. además estimula el sueño.

Si pones la cama mirando al norte, ten en cuenta que favorecerá la salud y la energía vital.  Ya sabes un poco más!

Si pones la cama mirando hacia el oeste actuará sobre el estrés del pequeño estará más tranquilo y dormirá mejor.

Por último si pones la cama o cuna en dirección al este, lo que provocará será mayor dinamismo. Es perfecto para que el niño, cuando sea más grande esté más activo si lo vemos apagado.

Por último, os comento que los colores muy saturados no debemos utilizarlos o imágenes que den mucha actividad.

Foto:  westbro