Uno de mis mas preciados tesoros es una abundante colección de fotografías en papel que mi madre me heredó. Se trata de un par de álbumes forrados en piel café oscura repletos de tomas de mi familia extensa: desde los padres de mis abuelos y sus hermanos hasta mi generación completa, incluyendo primos y amigos, estamos retratados en los momentos más significativos de nuestra vida, o por lo menos los que eran los dignos de ser guardados en el recuerdo.

Ahora con las cámaras fotográficas digitales todo ha cambiado porque aunque tenemos la posibilidad de fotografiar todo lo que queramos se nos presenta el problema de que fotografiamos todo lo que queremos y al final resultamos con un archivo digital inconmensurable, lleno de miles de fotos que en realidad no quisiéramos consevar pero que somos incapaces de seleccionar.

Imagen 5

Una idea maravillosa para este fin de año es seleccionar una de las fotos favoritas de nuestro esposo, en donde se vea guapo o nosotras no veamos guapas a su lado, y enmarcarla en un portarretrato. Le dará un valor adicional a las tomas que han perdido y que solo recuperan cuando les prestamos especial antención. El portarretrato SKY FRAME, fabricado en madera, acero inoxidable y vidrio, fue diseñado en el 2006 por NEIL COHEN con la idea de recuperar la tradición de la fotografía como documento de vida. Su tamaño es de 8 x 10 pulgadas. Mayor información en la página Web www.nambe.com