El baño es un espacio de la casa que requiere necesariamente de orden, funcionalidad y comodidad. Y, que un baño sea pequeño no tiene por qué implicar una renuncia a ninguna de esas tres características.

A continuación puedes ver una práctica idea muy fácil de poner en práctica que resulta ideal en baños en los que se requiere de capacidad de almacenaje pero se dispone de poco espacio.

repisa en el baño

Un mueble con puertas siempre ocupa más espacio, por ello, ¿por qué no prescindir de ellas?
Apostar por quitar las puertas a un mueble de baño o colocar directamente una mueble o repisa abierto puede resultar muy cómodo. Al no contar con puertas encontrar los elementos es aún más fácil y permite jugar con la decoración, pudiendo incluir cajas que combinen con el resto d la decoración o bonitas cestas.

Es una forma muy fácil de ganar zonas de almacenaje sin tener que perder espacio en el baño.

En el mercado encontrarás infinidad de muebles y repisas que puedes adaptar al diseño y medidas de tu baño, seleccionando el ancho y alto adecuado.

No olvides que la estética también es muy importante y la funcionalidad nunca está reñida con el estilo, todo lo contrario. En este caso, por ejemplo, se ha decidido colocar en la parte superior de la estantería algunas plantas que, además de estilo añaden a la decoración un toque fresco y natural. Tú, puedes recurrir a plantas o cualquier otro elemento, eso ya depende de los gustos personales de cada uno y del estilo escogido para decorar el baño.