No hay nada mejor que tener todo a nuestro gusto en casa, y cómo podemos estar más a gusto que con muebles diseñados, elegidos y hechos por nosotros mismos.

Aquí vemos un ejemplo de “auto-decoración” en el que aprendemos a hacer un cabecero con tela y espuma, además de tablas de marquetería.

Como vemos en las imágenes es muy sencillo de realizar. Sólo tenemos que elegir la tela e ir cortando fragmentos iguales, tanto como cuadros vayamos a poner, y lo mismo sucede con la espuma y las tablas. La tela deberá ser más grande que estas dos últimas ya que debe sobresalir para fijar por la parte de atrás.

Una vez que tenemos todos hechos vamos montado sobre una tabla más grande que después irá colgada en la pared. No digo que sea difícil de realizar, pero si un poco laborioso. A cambio tendréis un cabecero para vuestra cama totalmente a vuestro gusto.

Más información: All Thing Thrifty

Vía: x4duros