Todos sabemos el ciclo de las camiseta, primero nuevas que no queremos casi usarlas para que no se estropeen; una vez que van perdiendo color con el lavado acabamos utilizándolas para dormir haciéndonos, quizás, más agradable nuestros profundos sueños.


Después de esto, pasan a ser irremediablemente un trapo para la limpieza de nuestro hogar. Quitan el polvo mejor que cualquier bayeta… pero ¿qué ocurre después de esto? ¿Tirarla? ¿Dársela al perro como juguete? ¿Volvértela a poner creando un nuevo look?

Las camisetas que tienen una imagen o dibujo que no queremos perder, siempre podemos hacer cojines con ellas o enmarcar el dibujo. Pero las camisetas lisas que han pasado por toda esta secuencia de necesidades… ¿qué hacer con ellas?

Hay algo que seguro aun no habíamos pensado pero que puede quedar perfecto para nuestra decoración. Simplemente recicla con “R”, si cabe aún más. ¿Cómo? ¡Muy sencillo! Haremos coloridos pompones con las viejas camisetas o más bien, ya trapos.


Los pompones se llevan en todas sus modalidades, dimensiones y colores; para decorar lo que deseéis, un gorro, un jersey, un llavero, una guirnalda u otra camiseta :-). Colgarla de algún mueble o para decorar cualquier rincón de la habitación.


La forma de hacerlos serán exactamente igual que con hilo o con lana… solo que esta vez haremos tiras de tejido con nuestras viejas camisetas.


Y vosotros… ¿qué hacéis con vuestras viejas camisetas?