Si eres un forofo de la jardinería, seguramente te encanta la idea que hoy te ofrecemos. Con una sencilla técnica y un poco de paciencia podemos lograr realizar esta fantástica maceta con la que decorar tu jardín y darle un “vestido” a todas tus plantas y flores.



La maceta se ha logrado combinando varias técnicas, así se ha creado un estupuendo juego de efectos. El acabado rústico la hace ideal para ambientes naturales y algo vintage.

Los materiales que necesitaremso serán los siguientes:

  • Macetas de madera ( mdf, fibrofácil)
  • Lija
  • Craqueador de un componente
  • Adhesivo para decoupage
  • Servilletas de papel
  • Tijera
  • Laca
  • Betún a la cera
  • Enduido plástico o pasta
  • Texturadora
  • Stencil
  • Espátula o cucharita de plástico
  • Acrílicos: Blanco, moca, rojo cadmio, sombra tostada
  • Pinceles: pinceleta, angular n°6

Lo primero que haremos será limpiar bien la maceta, luego daremos una o dos manos de pintrua blanca y dejamos secar. Una vez bien seca, lijamos la superficie.

En la zona inferior, de la maceta, añadimos craqueador de un solo componente y, luego, añadimos color moca un poco más blanco.

Ahora con una plantilla en forma de flor, o lo que más nos guste, y enduído plástico, procedemos a espatular sobre una de las caras. Dejamos secar muy bien y lijamos la flor o la forma que hayamos creado. El siguiente paso será flotar la flor, con un pincel angular, iremos formando color rosa claro, con el color rojo. Además flotar la flor, en la zona externa, en siena.

Recorta servilletas de papel y añade adhesivo para decoupage. Flotar la zona inferior, de la maceta, en sombra tostada. Por último pintamos el interior de la maceta en un color rosa fuerte y pasa la laca. El betún con cera será ideal para dar un aspecto algo envejecido. Pásalo por fuera de la maceta.