En el artículo de hoy os hablamos a cerca de cómo realizar un estupendo centro de mesa, que también nos valdrá como obsequio para el día de la Madre. Los materiales que necesitamos serán los siguientes:


  • Botellas de vidrio (cuanto más raras mejor)
  • Pintura en un color que te guste
  • Servilletas de papel

Primero limpiamos muy bien las botellas, con agua y jabón. Luego sécalas bien y coge la pintura del color que más te guste y píntala por dentro. Para ello coloca un poco de pintura en el interior de la botella y, cuidadosamente, la movemos hasta que la pintura cubra todo el interior de la misma. Siempre que te falte pintura, añade más.

Retiramos el exceso de pintura y colcoamos boca abajo las botellas para que salga todo el sobrante de pintura, luego deja que sequen bien. Una vez realizados los florereos podemos añadir hermosas flores, piensa en las flores que más gustan a tu madre o, si lo vas a utilizar como centro de mesa, piensa en las que más se adecuen a tu decoración.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorEstantes para organizar de forma fácil
Artículo siguienteCuando la idea es decorar con musica.
Silvia Martínez Casares

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria… etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida!
Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)… entre muchas otras cosas!


  • Su

    Hola… Me gusta mucho tu idea, tenía en mente realizar algo similar con botellas… Que tipo de pintura utilizaste???
    Gracias