Elegir una cocina apropiada es muy importante para obtener buenos resultados en la preparación de los alimentos. El término cocina engloba una gran variedad de definiciones, por ejemplo, la cocina industrial se refiere a los establecimientos en donde se prepara alimentos necesarios para muchas personas, bajo esta denominación se designan restaurantes, cocinas, empresariales.

En estos sitios es fundamental la higiene y la seguridad, por esa razones existen organizaciones que lo controlan y estudian el tema para evitar las contaminaciones entre las materias primas que ingresan y la basura que salen.

Historia de la cocina
Fuente: Alturas oceanicas

La idea de la cocina como un espacio diferenciado apareció en el siglo V dC, en ese momento se le daba un gran carácter religioso. Otro caso que llama la atención es el de las cocinas romanas, sitios muy bien equipados donde se encontraba el lavadero, horno para pan, trípodes de bronces, sitios especiales para picar las especias.

Durante la Edad Media las cocinas de los castillos comenzaron a tener un lugar importante, en estos sitios se podía ver una gran actividad diaria. Se trataba de habitaciones muy grandes con inmensas chimeneas, estas cocinas se encontraban divididas en distintos anexos (como frutería, panadería, etc). En las casas feudales de esa época y muchas granjas se contaba con una habitación que se usaba para recibir a las personas, preparación de la comida y su consumo.

En el Renacimiento las herramientas, equipos y decoración de las cocinas fueron cambiando, perfeccionándose. La cocinas de los nobles comenzaron a mostrarse más lujosas. Ya en el siglo XIX los progresos técnicos de las cocinas permitieron verlas como laboratorios, en las casas más importantes estos sitios eran separados del resto de la casa, incluso contaban con una puerta especial para el ingreso del personal de servicio.

Las cocinas se ubicaban en el sótano o al final de los pasillos. Se empezaron a ver los primeros utensillos como escurridores, cubiertos, sartenes, balanzas, tarros para conservar especias. Realmente la historia de la cocina es muy interesante, por eso seguiremos contándola en próximos artículos.