Buenos días, en el artículo de hoy queremos brindarles una fantástica idea para poner un punto de color a nuestras estancias y aprovechar al máximo la decoración del hogar.
Si te encantan los almohadones hoy te explicamos cómo realizar un estupendo almohadón con forma redondeada para que lo ubiques allá donde más te guste.
Recuerda que a través de los textiles podemos añadir pinceladas de color y contraste a todo tipo de estancias.. además si quieres cambiar el look de tu hogar de manera económica esta es una de las mejores ideas.
Los materiales para hacerlo son de lo más sencillo de conseguir, lo primero es una plancha de espuma del tamaño que queramos y grosor deseado, si es para ponerlo en un asiento que sea del tamaño de este.
Además vamos a necesitar  cartulina, tela con la que queramos tapizar el almohadón, unas tijeras y una máquina de coser.
Toma la cartulina y dibuja un circulo del tamaño que quieras que sea el asiento. Después recorta este círculo con las tijera y ubícalo sobre la goma espuma o relleno a utilizar. Con un lápiz traza el contorno de la cartulina, que será la plantilla, y luego recorta la goma espuma con la forma deseada.
Este paso lo hemos hecho si la goma espuma que tenemos no es redondeada y no tiene la forma que queremos que tenga el almohadón final.
Ahora coge la tela para tapizar y coge el círculo de cartulina, pon la tela en una superficie plana y sobre esta ubica el círculo de cartulina. Contornea del dibujo y recorta la tela con la forma, luego haz otra vez lo mismo. Vamos a necesitar dos círculos de tela. si quieres puedes recortar 1,5 cm más grande que la forma de la cartulina para coser.
Después mide el diámetro y grosor de la goma espuma y con la misma tela u otra, recortamos un tira larga con las medidas que hemos tomado.
Coge alfileres y ve armando el almohadón del revés. Cuando lo tengas bien fijo, solo tenemos que hilvanar y luego coser a máquina o a mano.. Recuerda que estos pasos siempre lo haremos con la tela vuelta del revés para que no se vean costuras. Por último deja una abertura para poder meter el relleno.
Una vez bien cosido para que nos desarme, le damos la vuelta a la tela y metemos la goma espuma. Por último acabamos de coser.
También podemos añadir una cremallera y así será más sencillo lavar la tela si se mancha con el uso y el paso del tiempo. 
Además de goma espuma podemos rellenar estos almohadones con guata, retazos de tela o cosas similares.. dependiendo del uso que le vayas a dar.