El baño es una de las estancias de la casa en las que suele ser mucho más transitada, esto lo demimos siempre que hablamos de baños o cocinas, pero queremos poner énfasis al momento de elegir los materiales, muebles y complementos de la decoración de esta estancia.

Por ello debemos ser cuidadosos y saber cuales cuales serán nuestras necesidades y qué tenemos de ante mano, más allá del uso propios del baño, de esta manera haremos elecciones mucho más correctas.

En el caso de que contemos con poco metros cuadrados, tenemos una estupenda solución, súper eficaz! Esta solución trataría de realizar zonas independientes. Por ejemplo se puede instalar la ducha de obra en una de las esquina y después cerrarla mediante una mampara de cristal, así quedará separando la bañera con un muro o colocando la misma debajo de alguna ventana si el baño lo permitiera.

La grifería que elijamos siempre debe ser muy cómoda, podemos optar en la ducha por una alcachofa fija y flexible, y si lo que buscamos es conseguir un aire antiguo o retro podemos optar por algún estilo de grifería que se asemeje a este estilo de antaño.

También podemos realizar una cabina de duchas cerrada con una puerta de cristal, siempre teniendo presente que como contamos con poco espacio el blanco o los colores claros deben reinar tanto en los suelos, como en los revestimientos, y en los sanitarios. En el caso de las bañeras otra buena opción es pedir una a medida, que se funda e integre con los colores del suelo y la pared, para obtener así una conjunción perfecta entre el orden y la decoración de nuestro pequeño baño.

Esperamos que estos pequeños consejos os sirvan de gran utilidad!