Hoy os invitamos a realizar este estupendo organizador donde podrás ubicar todos tus lápices, colores, bolígrafos, gomas, sacapuntas y demás objetos. Esta actividad de reciclaje será ideal para deshacernos de todas aquellas latas que tengamos en casa y, a su vez, mantener cierto orden en el lugar de estudio o trabajo.

Los materiales que necesitaremos serán 4 latas o más, dependiendo de la forma que quieras dar a tu portalápices, además tendremos que conseguir una cuerda gruesa o rústica, pistola de silicona, adhesivo caliente, unos alicates, unas tijeras y algo de cinta adhesiva.

Lo primero que debemos hacer es limpiar bien las latas de cualquier resto o  impureza que pueda tener. Ahora toma recorta las latas todas a la misma altura y alisa los bordes con ayuda de los alicates.

Une las cuatro latas con el adhesivo caliente y dejamos secar muy bien. Seguidamente ponemos pegamento sobre el extremo de la cuerda que vamos a utilizar, cuando tenga el pegamento puesto adherimos el extremo a la zona inferior de las latas.

A partir de aquí solo resta comenzar a enrollar para, digamoslo así, forrar las latas por fuera con la cuerda. Cuando lo necesites añade un poco de pegamento, necesitamos que la cuerda quede bien tensa.

Cuando lleguemos arriba ponemos un poco de pegamento en el extremo, pegamos y cortamos el sobrante. Listo, fácil, sencillo y barato… ahora podemos organizar nuestro escritorio de manera reciclada!