Buenos días amigos! Si te encanta el estilo vintage, hoy te ofrecemos dar un estupendo toque a tus paredes, mesas y rincones de tu hogar.

Los platos, esta vez, se convierten en el centro de atención.. para crear ambientes con un punto vintage que os encantará.

Decorar con platos es de lo más versátil, ya que además de poderlos cambiar de lugar, buscar diferentes ubicaciones para decorar, poderlos poner tanto en interior, como exterior.. existen tanta cantidad de diseños, como la imaginación y el arte lo permitan.

platos.jpgSi dispones de una amplia pared, donde no tienes nada para decorar… hoy te aconsejamos los platos como método decorativo.

Estos estupendos artículos se convierten en los artículos perfectos para dar ese toque vintage o romántico que buscamos.

Son pocas las casas en las que no hay alguna porcelana antigua, platos pintados, unas vajillas desparejadas de las que nos resistimos a desprendernos o una fuente de porcelana de la abuela que estorba en todos los muebles.

Pues es hora de sacarles el polvo y colgarlos en nuestras paredes. Los platos por parejas, colgados simétricamente e iguales sí han caído en el olvido, ahora se unen, se amontonan, se reciclan, forman figuras, hacen juegos de color, engañan la vista y se convierten en el centro de atención.

Las composiciones con platos son un recurso muy versatil y se puede utilizar en casi cualquier estilo decorativo, desde los más contemporáneos a los más tradicionales. Platos de porcelana, platos de latón decorados de los años 40 y 50, platos de maderas exóticas con un tribal, de acero o elementos industriales, todos tienen cabida.

Lugares insospechados como el baño, las escaleras o un dormitorio… o una colección de platos enmarcada, “tuneada” o dotada de movimiento (que dobla una esquina), todo es posible para la imaginación.

decorar-con-platos.jpg