El verano ya casi está aquí. La estación por excelencia para pasarnos la vida en la terraza. Merece la pena acondicionarla con esas plantas y flores que pueden transformarla en un paraíso vegetal. Nuestro pequeño oasis urbano. Con todo el frescor que nunca hubiéramos imaginado y sin que nadie nos moleste.

paraíso vegetal
Fuente: archzine

Hace unos días te di bastantes ideas prácticas para sacar partido a tu balcón colmándolo de plantas. Con resultados muy decorativos. Pues bien, hoy dedicaré este post a cómo hacer de la terraza un paraíso vegetal sin montar un jardín en ella. Disfrutarla al máximo a cualquier hora del día gracias a una acertada selección de variedades que darán sombra, privacidad y una enorme sensación de frescor.

Tu paraíso vegetal: una solución para tu estilo de vida

Fuente: Cpykamu

Está claro que sus dimensiones y su orientación son dos datos básicos para dar forma al tipo de paraíso vegetal más idóneo y no cometer equivocaciones. Pero además existen otros factores imprescindibles para diseñar nuestro particular oasis. Tal vez nos apetezca disfrutar de la mayor privacidad posible. No ser vistos desde la calle porque vivimos en una planta baja.

Fuente: Jardiland

O bien buscamos una solución óptima para delimitar nuestra terraza de la del vecino, ya que compartimos muro divisorio y apenas tenemos intimidad. Ahora bien, ¿y si por el contrario somos de esos pocos afortunados con una terraza generosa y una exposición solar privilegiada? En ese caso todo cambia y la idea de crear rincones tropicales puede ser un sueño hecho realidad.

Buscar una propuesta acorde a nuestro estilo de vida y necesidades es la mejor manera de acertar de pleno. Aunque ello implique descartar esas ideas que tanto nos gustan pero que quizá no funcionen bien en el espacio exterior de nuestro hogar.

También te puede interesar:  Velux te devuelve el iva al comprar sus cortinas, toldos o mosquiteras

Explosión de bambú en varias versiones

Fuente: pranaycoffee.com

¿Qué tal crear un paraíso vegetal con bambú vivo? Esta planta, natural de los países asiáticos, no solo es tremendamente decorativa. Además resulta muy práctica porque es de crecimiento súper rápido. La mejor de las ventajas para empezar a contemplar en poco tiempo que nuestra terraza se llena de verdor. Es una opción muy acertada para crear superficies naturales que darán vida a la terraza con un cierto aire exótico.

Casi sin darnos cuenta disfrutaremos de un espacio exterior con esa dosis justa de vegetación que buscamos y adaptándola a nuestras necesidades. Con el bambú podemos levantar fácilmente superficies divisorias sencillas de moldear y de mover. Se trata de una planta ligera y no es difícil mantenerla sana y fresca. Sin que además demande cuidados especiales.

Muebles y luces que regalan confort

Fuente: Leroy Merlin

¿Y el bambú plantado en macetas? También puede ser una idea a considerar para crear en la terraza un rincón que aporte frescor, exotismo y que sea una excelente barrera visual. Bastará con formar una hilera con macetas muy altas y de diseño moderno. Cuánto más esbeltas sean, mayor altura alcanzará esta pared natural. Si queremos diseños que capten la atención, nada como los maceteros decorativos con tecnología LED integrada.

Fuente: fayoda

En cuanto a las posibilidades para equipar esa zona y hacerla realmente cómoda, dependerá de su amplitud y de cómo tenemos pensado disfrutar de ella. Los sillones de exterior rectos son muy prácticos para crear composiciones alineadas. Su éxito radica en que se pueden usar como si fueran módulos.

Algo similar sucede con los bancos, ideales para usar ese lugar como un comedor de verano. Unas antorchas solares con iluminación LED y listos para empezar a disfrutar de este paraíso vegetal.

También te puede interesar:  Una piscina de cristal de 30 metros y suspendida en el aire

Enredaderas y trepadoras con aromas al atardecer

Si el aroma de las plantas es una prioridad a la hora de trazar nuestro pequeño oasis, nada como tapizar alguna de sus paredes con una variedad aromática. Y entre ellas, La Dama de Noche está llena de propiedades maravillosas. En realidad es un arbusto que puede llegar a alcanzar 5 metros. Su encanto reside en que proporciona numerosas flores nocturnas blancas, pequeñas y caracterizadas por un olor que se aprecia en cuanto llega el atardecer. Por tanto, es una variedad muy usada para crear rincones aromáticos en las terrazas.

Fuente: Leroy Merlin

Colocada sobre una pérgola o recubriendo un muro, se lucirá  y envolverá el ambiente con su particular fragancia. Equipar este espacio exterior con unas tumbonas o sillones plegables, que ocupen poco, es más que suficiente para descansar y relajarse en él. Si son de madera, será importantísimo pensar en modelos que estén tratados para soportar la intemperie. Si son metálicos, de resinas o fibras vegetales estos materiales son duros. Pero también conviene no exponerlos en exceso al sol y la lluvia. De ello dependerá que tengan una vida más prolongada.

Un escenario exterior a todo color

Fuente: Bakker.com

Puede que nuestro ideal sea tener un escenario natural que además de frescor nos regale muchas dosis de color y alegría. De nuevo las plantas jugarán un papel crucial. Hay una variedad infalible para que la terraza sea un festín cromático: la Photinia. Una planta perenne con hojas burdeos en primavera y verde el resto de las estaciones. Su pareja perfecta es la rosa de China, todo un homenaje al color. Ideal para contemplarla los meses de verano, aunque tiene floración todo el año.

También te puede interesar:  Escritorio viajero

Plantados en grandes macetas podremos crear composiciones y rincones que serán un espectáculo cromático en esta época del año. Y más aún si elegimos variedades con diferentes tonos: rojos, anaranjadas, amarillas, rosas, etc. ¿Te animas con alguna de estas propuestas?

Compartir