Que Ikea es una de los éxitos decorativos de los últimos tiempos es algo innegable. Su mezcla de diseño y precios económicos la han encumbrado como líder en su sector. Cierto es que los muebles los tenemos que montar nosotros mismos, pero sigue siendo una opción elegida por muchisima gente alrededor de todo el mundo.

Quizá por eso en Munich (Alemania) podremos ver una exposición en la que se reuinirán por primera vez algunos de los muebles y accesorios más vendidos en los últimos sesenta años por la casa sueca. Será en la Pinacoteca de los Modernos (Pinakothek der Moderne)  y su nombre será Diseño democrático-Ikea.

Para IKEA, el diseño es uno de los factores centrales que contribuyen a plasmar la idea de un mobiliario funcional y bien diseñado que es asequible para la mayoría de la gente”, señaló hoy el museo. Para la Pinacoteca de los Modernos, esos muebles, ahora nuevos objetos de culto, responden a la premisa de “belleza para todos” que caracteriza a Ikea y que ha llevado a la compañía a desarrollar un “lenguaje específico” de diseño, plagado de influencias

Muebles como el sofá Klippan, la silla infantil Mammut o la estantería para libro Billy tendrán un hueco en este espacio organizado por el Museo Internacional de Diseño de Múnich en colaboración con la compañía sueca. Para el museo, IKEA es el ejemplo perfecto de “diseño democrático”,  tras pasar de ser un negocio familiar, fundado en 1948, a convertirse en el principal vendedor de muebles del mundo.

La muestra se expondrá hasta el 17 de julio y permitirá estudiar la evolución del diseño de la casa sueca  a través de diversos apartados, una especie de recorrido histórico en el que se incluyen sus inicios y el principio del “hágalo usted mismo”.

Vía: El País