Ojeando algunas imágenes de decoración he dado con un diseño de J. P. Gaultier para la firma Roche Bobois. Me refiero a esta imagen y este diseño:

cabecero

Espectacular, ¿verdad?

Un diseño delicado, sofisticado, encantador… Sin embargo,siendo realistas, con los tiempo que corren, no todos podemos permitirnos un diseño de Gaultier. Aunque, también es cierto que en tiempo de crisis se agudiza el ingenio y la creatividad fluye a borbotones…

Al ver esta imagen, mi dosis diaria de creatividad me ha llevado a la conclusión de que si no podemos tener un diseño de Gaultier, al menos sí podemos tener una habitación inspirada en su diseño para Roche Bobois… Y, ¡sin invertir demasiado dinero para lograrlo!
Si te fijas en la imagen, el cabecero es un simple biombo. Un biombo espectacular. ¡Cierto! Pero un biombo al fin y al cabo…

Si te gusta el diseño de Gaultier y quieres lograr una decoración similar en tu habitación, sólo tienes que buscar y elegir tú misma el biombo que más te guste, el que mejor encaje con el estilo decorativo que quieres emplear en la habitación el que mejor se adapte a tus gustos personales. Incluso, si eres un poco manitas y prefieres un diseño totalmente personalizado y original, puedes hacer tú misma el biombo, pudiendo emplear así los materiales, diseños y colores que más te gusten.
Una vez que tengas tu biombo, colócalo de cabecero y… ¡Listo! Ya tienes tu cabecero de inspiración Gaultier.

Una idea sencilla, original y económica de decorar la habitación… ¿Te animas a ponerla en práctica?