La actriz estadounidense Uma Thurman es conocida por casi todos por sus papeles en Pulp Fiction y Kill Bill, ambas de Quentin Tarantino, aunque ha hecho más papeles en su carrera. En la actualidad vive en una casa antigua situada en el barrio de Greenwich Village, en el lado oeste de Manhattan (Nueva York), barrio tradicionalmente conocido por su cultura artística y bohemia.

Nada mas ver las fotografías vemos el encanto que reside en esta casa antigua, redecorada y un tanto modernizada. Sigue manteniendo el estilo original, el de una casa clásica con muebles clásicos en su mayoría, pero sin saturaciones, con un cierto estilo victoriano.

Está compuesta por varias habitaciones: una sala de prensa, suite de húespedes, comedor, dormitorio principal, dos salas de estar, tres dormitorios, un gimnasio y una azotea cubierta, sin olvidar el patio, el jardín, la terraza y balcones en la parte posterior.

Entre los colores no existen la estridencia, sino que se trata de colores sobrios, blancos, beiges, marrones y algún negro en la cocina, además hay algunos detalles que resaltan su elegancia como un piano a un lado de la entrada al salón y un viejo baúl al otro. Una decoración acogedora y neutral.

Sin embargo, a pesar de este envoltorio clásico también vemos toque de modernidad como por ejemplo la conexión de espacios como el comedor y la cocina, separados sólo por una pequeña encimera. El salón tampoco tiene puerta sino una amplia entrada que lo conecta con el pasillo central y la escalera que sube al piso posterior. Las grandes cortinas ejercen de elemento de separación.

También te puede interesar:  Soluciones de espacio: La Cividina

El jardín rompe un poco con la estética interior, con piedras en el suelo y plantas de bambú, algo que le da un cierto toque orienta, sin más decoración que una chimenea al fondo, la cuál aporta el toque de continuidad con el interior de la casa.

Vía: Pop Sugar

Compartir