Hace unos días nuestra redactora Nieves nos hablaba de los muebles vintage, y de las opciones que tenemos a la hora de decorar con este estilo. Hoy os damos una idea más, un objeto que podrá contribuir a crear un espacio moderno con tintes clásicos.

Con este objeto nos vamos hasta el Londres de comienzos del siglo XIX, cuando el escritor Sir Arthur Conan Doyle creó a su personaje Sherlock Holmes. Se trata de una lámpara de escritorio con el nombre del sagaz detective, Sherlock,  de Graham & Green.

Nada más verla ya nos imaginamos a Sherlock en su escritorio, reclinado sobre la silla y con la pipa en la boca, con cara pensativa, escudriñando algún misterio y con Watson cerca de él ayudando en la tarea, investigando sobre el Perro de los Baskerville o el Valle del terror, entre otras muchas historias.

Se trata de un modelo de lámpara de estilo industrial, con una resistente base para soportar el peso de la estructura, con brazo articulable de dos tramos y un foco con una semiesfera como pantalla. La capa cromada le da un toque aún más industrializado.

Puede que para muchos pase desapercibido, pero si mostramos atención al foco de luz vemos un guiño más a este personaje de ficción: su inseparable lupa, que surge como una extensión bajo la luz, y con un diámetro ligeramente superior.

Sus medidas don de 68 x 60 x 20 cm y el precio es de 145 libras.

Más información: Graham&Green

Vía: Retro to go