Muchas veces siento que las personas no me entienden, incluso mi esposo o mis hijos, que están acostumbrados a mí, dicen que tengo actitudes impredecibles pero dejan muy claro que son positivas. Qué alivio que las posturas con las que sorprendo sean bienvenidas y no violentas o dañinas. Yo también continuo sorprendiéndome con mi hijos, que están todo el día, todos los días, sin descansar, aprendiendo cosas nuevas en todos los ambientes, y con mi esposo, que por fortuna se ha vuelto cada vez más tranquilo y eso realmente me sorprende.

Es gratificante saber y estar seguro de que a medida que pasa el tiempo seguimos cambiando y nos vamos haciendo cada vez mejores. Por supuesto hay muchos obstáculos que superar y no cesan nunca, pero la manera en que los asumimos es cada vez más calmada y acertada, o eso me parece a mí, con toda modestia lo digo. Yo creo que con los años tenemos una visión más luminosa del mundo y lo podemos sentir más en profundidad.

Una lámpara con la seguramente querríamos iluminarnos es el modelo OCTO LAMP diseñado en 2005 por el arquitecto finlandés Seppo Koho para SECTO DESIGN. La forma de la pantalla y la cantidad de piezas que la componen hacen que la luz que refleja sea bella y relajante. Está hecha a mano con abedul laminado. Mide 68 cm de alto y 54 centímetros de diámetro. Las lámparas vienen en negro y blanco natural. Mayor información en la página Web http://lysvintage.blogspot.com/