El perfeccionamiento del diseño, la precisión del corte y la delicadeza en la forma, así se resume la aplicación de tecnología láser en el diseño de interiores.

Como una especie de bisturí, en un acto quirúrgico, el láser, aplicado a los muebles, la iluminación o a los textiles, llegó a la industria del diseño e hizo una revolución.

Abrió un admirable mundo nuevo del diseño y extendió la invitación para un universo de creadores ávidos de dar vida a nuevas formas.

La tecnología láser aplicada al corte de materiales industriales como la madera, el acero, el vidrio, el fieltro o la goma, hace entrar en nuestras casas, sillas, cortinas, tapetes, mesas, candeleros y todos los demás objetos de decoración con formas orgánicas y apelativas, ricas en pormenores, que hasta ahora estaban reservado para aquellas manos hábiles con gran experiencia en trabajos manuales de talla.

clip_image002 clip_image004

Por esto es que el “hand made” de otros tiempos esta siendo crecientemente sustituido por el “láser cut”, garantizando el buen gusto y aumentando la precisión de las piezas.

Es la estética perfecta, buscada en cada creación que gana y mucho con este avance tecnológico. Del lado de aquí, del proceso creativo, los consumidores del diseño contemporáneo se ven sorprendidos cada día con la evolución de un diseño que camina para la depuración perfectamente elaborada.

Todo está cortado al milímetro, casi como una mesa de madera o un tapete de fieltro, todo se transforma en una joya o un adorno personalizado, dada la precisión con que el dibujo es superpuesto sobre la materia.

Y de esto, es ejemplo el testimonio de la marca dinamarquesa Grandor que cuenta todas las expectativas de conocidos artesanos locales especialistas en el trabajo manual de la madera, que consiguieron tener éxito al dibujar y recortar con laser y chorro de agua la tapa de una mesa de MDF

clip_image006

La misma tecnología láser fue usada por la misma marca para recortar pequeñas bolas en un tapete hecho de goma neopreno y fieltro.

clip_image008 clip_image010

Si el ordenador substituye la mano humana para volver posible el detalle en el diseño, es también el recurso que torna este tipo de piezas más accesibles para un número creciente de consumidores que se libran de los encargos de trabajo manual, inaccesible a veces por los precios y por la escasez de mano de obra especializada.