Desde el otro lado del charco nos llega un diseño tan sencillo como peculiar. El chileno Jaim Telias ha diseñado una lámpara de techo, colgante, o como prefiráis llamarla realizada en poliestireno, también conocido como porexpan o corcho blanco. Su nombre es Lior Nº 2.

El diseño es sencillo pues se trata de una pantalla casi cuadrada y en un color que parece ser blanco o beige, la sorpresa es que nosotros mismos la podemos personalizar de una forma más sencilla aún.

No vamos a necesitar herramientas ni ningún otro artilugio más que nuestras manos, nuestras uñas, o en su defecto un cuchillo o algo que pueda raspar. Cómo todo habréis comprobado alguna vez en vuestra vida, el porexpan o corcho blanco se deshace cuando lo rascamos, y precisamente eso es lo que vamos a hacer con Lior Nº2.

Podemos rasgar por una esquina, por otra, por una lateral…. por donde queramos porque el resultado depende de nuestra destreza rasgando. El resultado es que ninguna lámpara será igual a otra, ya que por mucho que queramos obtener un resultado igual a otro nunca será igual, ya veis, el ser humano es imperfecto y tratándose de trabajos manuales es casi imposible que dos objetos sean idénticos.

Podemos hacernos con varias de ellas y así crear una exposición de lámpara imperfectamente perfectas, o también podemos adquirir sólo una de ellas y mostrarla como el tesoro de la colección. De cualquier forma seguro que llama la atención, aunque tened cuidado al rascar, no vaya a ser que os paséis y no quede de la lámpara más que el cable y la bombilla.

Vía: Moda y Hogar