Si tuviéramos un problema de falta de espacio y debiéramos decidir entre poner un cómodo sillon de cuero, con un gran cuerpo y mucho estilo, reajante, elegante y clásico, o una lámpara de pie, atractiva, sugerente y muy artística, estaríamos en un grave problema, porque tanto el sillón como la lámpara, harían de nuestro salón un espacio más bello y acogedor. ¿tenemos que decidir? Si ¿existe alguna opción para tener las dos piezas?

Imagen 1

La casa de diseño LEE BROOM tiene una propuesta muy interesante que requiere de mucha visión y valentía, si la queremos adoptar. La silla CLUB, que también es lámpara, cuenta en su tapiceria de cuero una cantidad de bombillas LED suficiente para iluminar el salón o el jardín; una en cada botón del tapiz. Es una vanguardista mezcla entre un complemento de iluminación y un dieño clásico de sillón de piel. Originalmente fue fabricada como una pieza de colección, tiene un total de 75 bombillas adheridas a su cuerpo y se puede conseguir tapizada en cuero blanco. Mide 105 cm. de ancho, 90 cm. de profundo, 75 cm. de altura al espaladar y 35 cm a la plaza. Podemos encontrarla en color chocolate y blanco. Para adquirir la silla visitemos la página Web www.leebroom.com