Las bases del diseño de interiores

Los tres principios del diseño de interiores son la adecuación, la sencillez y la proporción. Este conjunto de principios hace la diferencia entre un buen diseño de interiores y una decoración menos atractiva. Hoy hablaremos un poco de cada uno de ellos para que puedas idear tu propia decoración con estilo.

Adecuación: La adecuación implica tener en cuenta las cosas que son apropiadas para su uso. Por ejemplo, si necesita tapizar un sofá, usa una tela que sea lo suficientemente fuerte como para soportar el peso del día a día por mucho tiempo y no un tejido fino y delicado, que sin duda será más conveniente para las cortinas. La adecuación también se aplica al contexto del estilo de la decoración; no será apropiado colocar una mesa de vidrio cromada en una habitación victoriana, por ejemplo.

Simplicidad: La simplicidad significa que menos es más y mejor. Mantenga el desorden al mínimo. No coloques objetos uno encima del otro. Algunos objetos sobre los muebles pueden quedar bie, pero muchos pueden ser confusos y distraer la atención.