Muchas veces me levanto con la sensación de que es el mismo día que ya he vivido muchas veces y esto no quiere decir que no tenga ánimos para vivirlo, es solo que empiezo a pensar que la vida tiene mucho más de monótona que de inesperada y acepto que esto no está mal, que no es un defecto sino una cualidad natural. Cuando era joven pensaba en que lucharía por tener siempre una vida llena de experiencias novedosas pero creo que me cansé de buscarlas y ahora acepto lo que llegue y lo disfruto así sea reiterativo.

Pienso que tener la posibilidad de hacer lo mismo muchas veces nos hace capaces de realizar esas actividades cada vez de mejor manera. En serio me he vuelto cada vez más experta en desayunos, en llevar los niños al colegio, en preparar fiestas de cumpleaños, en fregar los platos rápida y efectivamente, incluso ahora no pierdo tiempo pensando tonterías antes de caer dormida: me pongo el pijama, me cubro con la manta y en cinco minutos estoy soñando.

Algo que cada vez hago mejor, por ejemplo, es seleccionar el vino que tomo y dónde lo sirvo. He encontrado una colección de copas y vasos multifuncionales; son de un tipo por un extremo y de otro por el otro lado. Diseñadas por Karim Rashid, ganadoras del premio Turkish design house Gaia&Gino, cada copa tiene el nombre típico de una región del mundo. Por ejemplo el vaso para cerveza Karl es alemán, Mehmet, para raki y champaña, es de Turquía,. La colección se llama East and Asia Collection y se encuentra en la página Web www.karimrashid.com/