Ya me estoy imaginando. En el mes de mayo, en mi terraza, disfrutando de la brisa primaveral y tumbada en esta fabulosa y espaciosa hamaca de Le Beanock en color turquesa. Pero en este momento es en el que se escucha el sonido de disco rayado y me doy cuenta de que no tengo una terraza tan amplia, no estoy durmiendo en la hamaca y además tengo una tremenda alergia por lo que no podría soportar la brisa de la tarde. Pero no me rindo, algún día conseguiré mi sueño.

Como vosotros también podéis conseguirlo acudiendo a la empresa.  Le Beanock se comercializa en dos tamaños diferentes para elegir el que más se adapte a nuestro espacio:  2 x 1,75 metros y 1, 1,75 metros.

Cuelgan del techo por sus cuatro extremos pendiendo de una cadena y demos estar seguros en ellas porque las anillas de las cadenas han sido fabricada en metal de calidad de marina. De hecho han sido probadas con un peso de 200 kg y 100 kg, grande y pequeña, para probar su resistencia.

Se comercializa en tres colores: negro, turquesa y fucsia, pero haciendo un pedido personalizado se puede pedir entre diferentes colores y telas, aunque será con un coste adicional.

Su diseñadora es Tracie Hertage’s y suponen un auténtico reducto de relajación y meditación en el hogar.

Voy a ir pensando en mi terraza y en la vacuna para la alergia, porque necesito una urgentemente.

Más información: Le Beanock